Qué tipos de brocas existen y cómo elegir la adecuada

Se enciende la agujereadora y la broca alcanza las 500 RPM. Comienza a volar la viruta mientras las tres puntas perforan el metal. En seguida, la punta central se rompe y la broca se desvía hacia un lado, incapaz de seguir penetrando el material. ¿Qué ocurrió?

Muchos podrán adivinar fácilmente. Amén de otros errores, el operario intentó perforar metal con una broca de tres puntas diseñada para madera, un material mucho más blando. Pero no todos los casos son tan obvios. Elegir la broca adecuada para cada trabajo es esencial. Utilizar la incorrecta puede llevar a la rotura de la broca, daños al material, peligro para el personal y/o pérdidas de efectividad de la tarea.

Como en muchos otros casos, conviene empezar haciéndose algunas preguntas. La principal es ¿qué tipo de material voy a perforar? Existen cuatro grandes variantes de brocas según el material para el que están diseñadas:

- Metal

- Madera

- Paredes

- Vidrio

Por supuesto, la variedad de brocas en el mercado es enorme. Aunque es imposible mencionarlas todas, repasamos algunas de las más populares:

  • Brocas para metales (HSS): Están construidas con acero rápido, aunque varían en dureza y calidad según la aleación. Además de metal, pueden perforar otros materiales como plástico e incluso madera (aunque con menor precisión).
    • Brocas HSS laminadas: Son la variante más blanda, generalmente reservadas para plásticos y metales blandos. Su duración es menor y se desafilan más rápido.
    • Broca HSS rectificada: Poseen mayor precisión y pueden ser utilizadas con metales semiduros de hasta 80Kg/mm2, como aluminio, fundición, cobre, latón, etc.
    • Broca HSS de titanio rectificada: Poseen una cubierta de titanio que las hacen lo suficientemente resistentes y precisas como para trabajar con cualquier tipo de materiales, incluso lo más difíciles. Son muy utilizadas por la industria en maquinaria de gran producción, refrigeración mediante.
    • Broca HSS cobalto rectificada: Es la opción de mayor calidad. El recubrimiento de cobalto les permite perforar materiales de hasta 120Kg/mm2. Además, por su resistencia a las altas temperaturas no requieren refrigeración, incluso a grandes velocidades.
  • Brocas para madera: Debido a la blandura de la madera, suelen utilizar una punta guía en el centro diseñada para aumentar la precisión del perforado. Por eso no son utilizadas con otros materiales como metales o piedras. En general están hechas de cromo-vanadio, aunque pueden incluir acero o cobalto.
    • Brocas planas o de pala para madera: Son utilizadas para perforar agujeros de gran diámetro. Al tener un vástago de tamaño normal encajan en el portabrocas de la mayoría de los taladros. Sin embargo son difíciles de usar y se recomienda un soporte vertical para mantener la perpendicularidad. Son recomendadas para maderas blandas o algunos tipos de plástico.
    • Brocas largas para madera: Tienen un filo endurecido y un perfil que permite extraer mejor la viruta. Por eso son ideales para taladrar agujeros profundos en la madera.
    • Brocas de tres puntas: Mientras la punta central guía con precisión el perforado, las espuelas laterales aseguran un orificio de gran acabado. Pueden ser utilizadas con maderas duras, blandas, contrachapados, aglomerados, etc.
  • Brocas para paredes: En general tienen soldada una placa de metal en forma de punta de flecha o pala, la cabeza es más gruesa que el resto del cuerpo y el espiral no tiene filo. De esta forma rompen el material en vez de cortarlo. Por eso suelen utilizarse con percutor y no sirven para metales o madera.
    • Broca laminada con plaquita de carburo de tungsteno: Poseen un cuerpo laminado y están diseñadas para trabajar sobre yeso, cemento, ladrillo, uralita, piedra arenisca y piedra caliza.
    • Broca fresada con plaquita de carburo de alto rendimiento: Perfora todos los mismos materiales que la laminada, pero además trabaja sobre otros más duros como mármol hormigón, pizarra, granito y piedras. Son las de mayor dureza y capacidad de penetración.
  • Brocas para vidrios: Tienen una punta de carburo de tungsteno en forma de punta de lanza. Sirven para taladrar vidrio, pero también porcelana, cerámica, azulejos, espejos, etc. Se recomienda usarlas con soporte y aplicar refrigeración.  
  • Brocas universales: Son capaces de perforar una gran variedad de materiales, que van desde plásticos o madera hasta metales y paredes. Eso sí, no se usan con percución. En vez de eso trabajan con corte, por lo que cuentan con perfiles muy afilados. Esto les permite trabajar también con materiales porcelánicos. Esto además ofrece la ventaja de hacerlas muy útiles para taladros inalámbricos, aunque tengan menos potencia.

Conocé toda la variedad de brocas y herramientas de perforado SIN PAR en nuestro catálogo, incluyendo perforado corto y perforado profundo


Contacto
Whatsapp
(011)156 402 4937
E-Mail
ventas@sinpar.com.ar
Formulario web
Escribinos