Cómo hacer roscas: por arranque de viruta o por laminación

En toda operación de roscado cuyos volúmenes sean considerablemente altos, vale la pena preguntarnos la conveniencia de usar los conocidos machos por arranque de virutas o por laminación.

La línea de machos por arranque de viruta es variada y su calidad es reconocida en el sector que fabrica roscas. Tiene múltiples opciones para la mayoría de los materiales que hoy se mecanizan masivamente:

  • rectos y helicoidales
  • revestidos y sin revestir
  • múltiples calidades de revestimientos
  • con punta gun y nitrurados
  • de acero super rápido y acero pulvimetalúrgico
  • machos de metal duro integral
  • múltiples opciones de hélices
  • hélices a derecha y hélices a izquierda
  • múltiples opciones de largo de roscas

A su vez, la línea de machos por laminación es amplia y de múltiples aplicaciones tanto en máquinas de control numérico como en máquinas de accionamiento manual. Esta tecnología ofrece una opción valiosa cuando la cantida de de roscas producidas por hora es importante.
Al igual que para el caso de machos convencionales,  existen varias alternativas en machos laminadores:

  • machos acero super rapido
  • machos de acero pulvimetalúrgico
  • machos de metal duro integral
  • machos con y sin revestimiento
  • machos con insertos intercambiables de metal duro
  • machos con o sin ranuras de lubricación
  • machos con o sin refrigeración interna

Ventajas y desventajas:

  • agujero previo: siempre es conveniente utilizar mechas de calidad que además de no disminuir el diámetro, no lo conifiquen. Pero en el caso de laminadores, esta deformación aumenta considerablemente el esfuerzo debido al rozamiento.
  • roscas ciegas o pasantes: en machos tradicionales debemos elegir entre rectos y helicoidales (o gun), mientras que para la laminación podemos usar el mismo.
  • calidad superficial: el arranque de virutas implica una superficie de menos calidad, mientras que la deformacion plastica asegura muy baja rugosidad
  • resistencia mecánica: la deformación plastica asegura una muy alta capacidad de soportar esfuerzos por no cortar las fibras sino deformarlas
  • vida util: en general, los laminadores tienen mayor resistencia al deterioro debido a que no sufren desgaste sino solo deformación, que en el tiempo es muy superior a la perdida del filo de los machos tradicionales.
  • tiempos de ciclo: los laminadores trabajan a mayores velocidades tangenciales que los machos tradicionales, lo cual se traduce en tiempos de ciclo muy inferiores
  • virutas: al no existir virutas, los machos laminadores no corren riesgos de rotura por enganches o por acumulación.

Aunque su precio sea mayor que el de los tradicionales, los beneficios que comporta la utilización de machos laminadores son fundamentales para algunas situaciones, justificando la diferencia de costos. Por ejemplo:

  • cuando las cantidad de roscas a realizar en un determinado lapso de tiempo es muy importante
  • cuando se necesitan roscas mecánicamente fuertes
  • cuando la calidad superficial es indispensable
  • cuando es importante bajar los tiempos de ciclo

Contacto
Whatsapp
(011)156 402 4937
E-Mail
ventas@sinpar.com.ar
Formulario web
Escribinos